Crítica: Da 5 Bloods: Hermanos de sangre (2020)

27.02.2021

Valoración: 3/5 

Como les sucede a muchos de esos directores con un estilo muy propio, el cine de Spike Lee genera diferentes opiniones. No son pocos los espectadores que tachan al cineasta neoyorquino de panfletario y de cansino por su incansable lucha de dar voz a los afroamericanos, al igual que también hay una gran parte del público que admira su obra, contestataria y símbolo de las nuevas voces que fueron apareciendo en el cine de finales del siglo XX. Sea como sea, Spike Lee es un director icónico y reconocido, un auténtico autor. Y eso es indudable.

Tras varios años vagando en tierra de nadie con películas de poca taquilla y críticas discretas, hizo un poderoso "comeback" con Infiltrado en el KKKlan (2018), que le valió el Gran Premio del Jurado en Cannes y un regreso a la carrera por el Oscar tras haber sido ignorado por los premios desde su aclamada Haz lo que debas (1989). Con dicha película, Lee fue nominado a mejor guion original, aunque no entró en las categorías de mejor película y director, decisión extremadamente polémica. 30 años después llegó la redención de la Academia, nominándole en esas dos categorías y dándole el premio a guion adaptado. A partir de ahí cabía preguntarse cuales serían los siguientes proyectos de Spike Lee y en el verano de 2020 encontramos por fin la respuesta.

Da 5 Bloods se estrenó en Netflix en el mes de junio, en un ambiente de agitación mundial tras el asesinato de George Floyd en Minneapolis. El mundo gritaba con más fuerza que nunca que las vidas negras importaban y era el momento ideal para un estreno del director afroamericano por excelencia.

El argumento de la película se puede resumir de forma sencilla: cuatro veteranos americanos de la guerra de Vietnam regresan al país asiático en búsqueda de los restos del jefe de su escuadrón y de un tesoro que escondieron. La particularidad de este grupo de excombatientes es que está conformado por afroamericanos, lo que diferencia a la cinta de otras tantas que hay sobre esta guerra. A raíz de esa premisa, Spike Lee desarrolla con éxito una de las ideas principales de la película: el absurdo del hecho de que se enviase a esa sanguinaria guerra a ciudadanos que eran maltratados en su propio país. Mediante imágenes de archivo, Lee recuerda cuál era la horrible situación que vivía la población negra en los Estados Unidos y lo ridículo que era enviarles a morir en una guerra absurda por un país que les odiaba.

Las imágenes de archivo se entrelazan con el presente, donde los protagonistas viven su particular aventura atormentados por los fantasmas del pasado. Destaca en el reparto un brillante Delroy Lindo, habitual colaborador del director. Su personaje, Paul, es el miembro más interesante del grupo: un votante de Trump de carácter complicado y totalmente traumatizado por lo vivido en Vietnam. La relación entre los cuatro y el hijo de Paul es muy interesante, hay una buena química entre los actores y el argumento es prometedor... ¿en dónde falla entonces Da 5 Bloods?

Siendo sinceros, en bastantes cosas. El guion de Spike Lee, Kevin Willmott, Danny Bilson y Paul De Meo (¡cuánta gente necesita últimamente Lee para escribir sus películas!) está repleto de casualidades, sobre todo cuando la pandilla se adentra en la selva de Vietnam, situaciones inverosímiles y varias subtramas poco interesantes. Esto lo permite una duración un tanto excesiva: 154 minutos que se terminan haciendo largos por una segunda mitad de película que decae mucho comparada con la primera. El cambio de tono de la película, que termina convirtiéndose en un thriller de aventuras no convence y los personajes empiezan a perder su credibilidad.

Duele decir esto porque el proyecto de Spike Lee con Da 5 Bloods es realmente ambicioso y tiene más luces que sombras, pero en su conjunto es una película que calificaría como irregular. La fotografía es muy buena (especialmente en esa inmensa selva de Tailandia, donde se rodó la película), la banda sonora del gran Terence Blanchard funciona, es genial el uso de cuatro tipos distintos de encuadres y hay otra gran actuación del tristemente fallecido Chadwick Boseman en los flashbacks como el jefe del escuadrón. Son puntos a favor por los que se hace imposible decir que esta es una mala película. No lo es en absoluto, pero tampoco es uno de los mejores trabajos de Spike Lee.

¿Recomendable? Sí, pero con matices. Imprescindible para incondicionales del director, necesaria para aquellos que sigan las carreras de premios (suena con fuerza para tener varias nominaciones en los Oscar) e interesante para los más cinéfilos. No tan aconsejable para audiencia que busque puro entretenimiento sencillo, público sensible (hay momentos muy gore) y detractores de Spike Lee.

Juan de Mata Galarza

Tinerfeño llegado a Madrid en septiembre de 2019. Hace unos años desarrolló una afición por el cine que ha ido creciendo a lo largo del tiempo hasta convertirse en su pasión principal. En Planos y Píxeles escribirá sobre películas y series. 

Un universo en la pantalla
Planos y Píxeles 2020
Creado con Webnode
¡Crea tu página web gratis! Esta página web está creada con Webnode. ¡Crea tu propia web gratis hoy mismo! Empieza ahora